Search

¿Cuál sería tu vocación?

Escrito sobre vocaciones

por Kiley Kemper


Kiley es una estudiante de la primaria que ganó una competencia de escritos sobre las vocaciones en Indiana. El texto es por cortesía de la Sra. Brenda Hagan de Whitesville, KY.


Hay tres diferentes vocaciones en la Iglesia católica. Son la vida matrimonial, la vida de soltero y la vida religiosa. Todas las personas tienen un llamado en la vida y se supone que deben vivir según su llamado. No todos tienen el mismo llamado porque todos son diferentes y Dios quiere lo mejor para nosotros como individuos. Tu vocación no es realmente lo que prefieres, sino lo que Dios quiere que seas. Tu vocación no es lo mismo que tu carrera. Una persona no tiene que creer en Dios para elegir una carrera, pero tiene que creer en Dios para recibir su llamado. Tu vocación es un gran paso en tu camino de fe.



La vocación que creo que desearía cuando sea mayor es el matrimonio. Una persona casada vive un voto de amor fiel a su pareja. Está comprometida a ayudar a su pareja a crecer en madurez humana y cristiana. Deben formar una familia juntos y ser los primeros maestros de sus hijos en la fe. Hay muchas razones por las que quiero esta vocación, pero es principalmente porque quiero casarme y ayudar a mis hijos a fortalecerse en su fe. Espero criar a mis hijos como mis padres han criado a mis hermanos y a mí. Creo que ir a una escuela católica toda mi vida me ha hecho crecer en mi fe y espero hacerlo para mis futuros hijos. También espero que mi esposo y yo nos ayudemos mutuamente a ser más fuertes y más cercanos a Dios. Cada vocación es especial para cada individuo por diferentes razones. Creo firmemente que mi familia me ha inculcado valores y creencias que me han ayudado a tomar una decisión con Dios.


¿Tienes unas ideas sobre las vocaciones y el discernimiento que te gustaría compartir? ¡Envíanos un artículo y tal vez se publicará en nuestro blog! Escribe entre 500 y 1,000 palabras si puedes. ¡Y no te olvides mandarnos unas fotos también!

Si no has escogido tu vocación: ¿A cuál vocación te sientes llamado? ¿Porqué? ¿Has pasado tiempo discerniendo tu vocación? ¿Te ha dado Dios unas pistas? ¿Tienes algunos dones, talentos o pasiones que piensas que te ayudarían en esta vocación?

Si ya escogiste tu vocación: ¿Cómo fue tu discernimiento? ¿Cómo han dado fruto las semillas que planteó Dios durante tu discernimiento? ¿Cuáles son algunas maneras sorprendentes en que Dios te preparó para tu vocación actual? (por ejemplo, desafios que enfrentaste o encuentros fortuitos o dones que otros animaron en ti)

0 views