Mi camino de discernimiento

Mi camino de discernimiento

con los Misioneros Claretianos CMF

You can read this blog article in English here.

Mi nombre es Joseph Michael Kunkle. Tengo 25 años y estoy discerniendo ser un sacerdote religioso o un hermano consagrado con la comunidad de los Misioneros Claretianos de la Provincia de Estados Unidos y Canadá. Soy el hijo mayor de tres niños y sigo viviendo con mis maravillosos padres. Sus nombres son Warren G. Kunkle III y Elga Nancy Kunkle.

Actualmente, estoy asistiendo a East Los Angeles Community College en la ciudad de Monterey Park. Mi especialidad es el desarrollo infantil. Al mismo tiempo, voy a graduarme con mi Grado Asociado de Transferencia con Educación Infantil esta primavera de 2020. Soy un estudiante trabajador en East Los Angeles College con el Departamento de Servicios Estudiantiles con la Programación Temprana de la Universidad. El título de mi cargo es trabajar como Embajador de Estudiantes en nuestro Puesto de Información, proporcionando tarjetas de identificación de estudiantes y respondiendo preguntas. Pero al mismo tiempo, algunos de los estudiantes tienden a buscar nuestro puesto de información cuando comienzan su camino académico. Descubrí a los Misioneros Claretianos en Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en la Ciudad de Montebello para una Bendición del Santuario Mariano.

Más tarde, en la recepción, un sacerdote amigo me presentó al Padre Shahaya Rubiston, CMF, quien es el director de vocaciones de los Misioneros Claretianos en la parte occidental de los Estados Unidos. A partir de ahí, el P. Rubiston y yo nos mantuvimos conectados y él me invitó a asistir a un retiro de fin de semana llamado "Come and See" [Ven y Verás] durante esta experiencia de acompañamiento. Me sentí bienvenido y pude experimentar la vida de la comunidad. Durante mi experiencia con los Misioneros Claretianos, he disfrutado cómo el equipo de formación se mantiene al día con los Días Mensuales de Recolección. Allí discutimos nuestros caminos de discernimiento con crecimiento espiritual.


En diciembre de 2019, tuve la oportunidad de tener un hermoso encuentro al participar en la Misión de Posadas de un fin de semana en Fresno. Tuve la oportunidad de aprender cómo es vivir en la comunidad campesina para la población de trabajadores temporales que viajan desde América Latina, muchos de los cuales son familias indocumentadas.


Comencé a discernir mi llamado al sacerdocio desde que recibí mi Primera Comunión y me convertí en un acólito en mi parroquia, Santo Tomás de Aquino en Monterey Park. Nunca supe de ningún signo o posible llamado hasta que fui a mi primera Misa de ordenación sacerdotal en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles en Los Ángeles. Antes de la oración final, el Cardenal Roger Mahoney pidió a los fieles que rezaran por un aumento en las vocaciones religiosas en la Arquidiócesis de Los Ángeles y comencé a sentir la chispa del Espíritu Santo. Ser acólito me dio una relación más cercana con Nuestro Señor Jesucristo en la Santa Misa.


Mi discernimiento me ha dado muchos desafíos ya que para cualquier ser humano la vida puede ser difícil. Pero gracias a un muy buen director espiritual, el P. Gerry O 'Brien, un párroco anterior de la Asunción de la Santísima Virgen María en Pasadena. Cada una de nuestras reuniones siempre comienza con una oración de apertura y luego tenemos nuestra reunión. Allí hablamos de vocaciones y discernimiento en ideas muy diferentes y elaboradas. Como siempre, me da algunas tareas de hacer en casa, como investigar sobre diferentes órdenes religiosas además de discernir el sacerdocio diocesano.

Siempre quiero estar cerca de Los Ángeles. El P. Gerry me animó a asistir a un retiro anual de silencio en la Casa de Retiro Mater Dolorosa en Sierra Madre, California. Tuve el privilegio de ser patrocinado por la parroquia. Durante mi experiencia de dirección espiritual, el P. Gerry O'Brien nos llevó a mí y a mis padres a un retiro de un día a la Abadía de San Andrés en Valyermo, California. Allí tuvimos más tiempo uno a uno. Durante mi visita, tuve la oportunidad de hablar con el director de vocaciones de la Orden de San Benito y hablamos sobre la posibilidad de considerar convertirme en monje y vivir una vida de silencio al vivir una vida contemplativa. En esta visita decidí discernir más tiempo para explorar mi llamado a ser sacerdote o ser un hermano consagrado. Siempre recibo apoyo de mi director espiritual, mis padres, hermanos, familia parroquial y amigos cercanos, lo que me da un apoyo adicional para encontrar mi vocación.

Siendo un estudiante universitario de 25 años discerniendo, la pregunta que siempre considero es: ¿Esto me va a hacer feliz? Aquí es donde pongo mi fe en acción y pongo todos los días en las manos de Dios diciendo en mi corazón. “Aquí estoy Señor. Vengo a hacer tu voluntad. ¡Envíame a mí!" (Isaías 6, 8-9). Esta es mi oración cada día. Lo repito una y otra vez, rezando: "Señor, si es tu voluntad, guíame por el camino". Pasar tiempo discerniendo mi vocación me ha dado una mejor comprensión de que discernir con los misioneros claretianos me ha dado una sensación de paz. Mi director espiritual debería estar orgulloso de ver que he elegido un camino a la comunidad religiosa de los Misioneros Claretianos.

Hubo pistas cuando asistí al Congreso anual de educación religiosa de Los Ángeles y me encontré con amigos sacerdotes que me animaron a pensar en ello y rezar para ver si es mi vocación. Algunas otras pistas que Dios me dio fueron: ver videos en las redes sociales y YouTube y escuchar cómo es la vida de un seminarista y cómo es ser sacerdote; hablando con un sacerdote sobre mi discernimiento; para saber cómo fueron llamados a este ministerio al dar su vida a la Iglesia y a Dios. Además de hablar o mirar a través de las redes sociales, la oración diaria me ayuda sinceramente a pedirle a Dios y a Nuestra Santísima Madre y ofrecer la confianza total, buscar orientación y aceptar el llamado. Me encanta la forma en que nuestro Dios Misericordioso da una sensación de paz llena de amor.

Mi pasaje de las Escrituras favorito relacionado con esto es del Evangelio de San Mateo 7, 7-8. "Pidan y se les dará; busquen y hallarán; llamen y se les abrirá la puerta. Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y se abrirá la puerta al que llama". Este pasaje de las Escrituras me inspiró cuando asistí a un evento del Día de la Juventud en 2011. El Evangelio me inspiró a discernir el camino de considerar aplicar para el sacerdocio. Le he pedido a Dios para algo que me conduzca a este llamado y admiro cómo los Misioneros Claretianos ayudan a los jóvenes a discernir su llamado único que podría dirigirlos a la ordenación, la vida consagrada o la vida de casados.

Los dones que uso cada día son el "fuego" de mi sonrisa, alentando a las personas a tener un gran día sin importar cuál sea el resultado. Reciben un regalo de esperanza y alegría en su vida diaria. Hay muchas maneras de explicar usando el don especial de mis talentos, pero mi talento es principalmente la música. Me concentro más en los instrumentos de percusión y en dirigir un coro con los fundamentos básicos para entender la música. Actualmente toco un tambor africano llamado yembé con otros instrumentos clave que producen sonidos de lluvia muy suave o emiten sonidos de maneras muy creativas. La música es otra forma de mi vida de oración, pasar tiempo de calidad con Dios y cantar alabanzas por su gloria.

Mi pasión más profunda al discernir también es trabajar estrechamente con niños con necesidades especiales. Esto incluye discapacidades físicas y de desarrollo de todas las edades. Creo que todos los hombres tienen algún tipo de don o talento para compartir en esta vocación. El lema del fundador de los Misioneros Claretianos, San Antonio María Claret, es "Somos hombres que arden con el Amor de Dios". Este fuego da origen a una vocación religiosa que puede ser un llamado a la vida consagrada, ordenación o un llamado al matrimonio.

Los directores vocacionales, el P. Byron y el P. Rubi están listos para acompañarte en tu discernimiento y ayudarte a encontrar en un director espiritual si no tienes. ¡Ponte en contacto con ellos hoy!

25 views